CREA UN NOMBRE ATRACTIVO PARA TU NEGOCIO

Si tienes una idea potente de negocio pero tienes miedo de elegir un nombre equivocado, puede que necesites ayuda para tomar una decisión.
Nadie conoce tu marca mejor que tú pero existen profesionales del marketing empresarial, encargados de estudiar con detalle el naming de empresa. El naming es una técnica que forma parte del campo de acción del marketing y se encarga de la temática de buscar nombres a las empresas. El naming trata de buscar nombres exitosos para que las empresas se presenten en el mercado como verdaderas fuentes de confianza para los clientes.

Imagina que Adidas se hubiera llamado Zapatillas Chulas o que Zara se llamase Batas Zara, no suena igual ¿Verdad?
Estos nombres fueron fruto de exitosos procesos de creación de nombres de empresa. Conscientes de la dificultad de dar nombre a los proyectos, los profesionales del sector han creado herramientas online que pretenden facilitar la vida a los empresarios: los generadores de nombres de empresa.

GENERADORES DE NOMBRES DE EMPRESA:

Son naming tools que funcionan de manera online, normalmente sin descargas de programas (aunque algunas exigen registros para tener un usuario y contraseña). Funcionan o bien en general o bien por temáticas (tipo de empresa, nombres modernos, nombres graciosos, etc). Se introducen palabras clave en el buscador y este arroja unos resultados.

Pero antes de lanzarte al ruedo, queremos ayudarte dándote algunas ideas sobre tipos de nombres de empresa que existen:

Descriptivos: describen el producto o la función que desempeñan (Peluquerías Low Cost).

Geográficos: hacen referencia al origen o sitio del que proviene la marca o empresa (por ejemplo, Banco Santander).

Acrónimos: supone crear una palabra mediante la unión de las iniciales de palabras que componen otras palabras (por ejemplo, BBVA O IBM).

Neologismos: son nombres de nueva creación, inexistentes o bien creados mediante la unión de prefijos y sufijos a palabras existentes (como Kodak).

Anglicismos u otros términos: supone la creación de un nombre a partir de una palabra extranjera (por ejemplo, Volp).

 

Nombres sonoros: son aquellos que usan de manera divertida la fonética para crear nombres con ritmo (Tan Tan Fan)

Nombre del fundador: supone utilizar el nombre o apellidos del fundador, como por ejemplo ocurre con Versace.

Personificación: son aquellos que provienen de mitos y leyendas antiguas, personificadas mediante un nombre (por ejemplo, Nike).

Ahora que ya sabes qué tipos de nombres de empresa existen, no dudes en hacer una lluvia de ideas con todos los que se te ocurra y decide usando herramientas como los generadores de nombres de empresa.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar: